Pronunciamiento ante la creciente ola de criminalidad en contra de la Niñez y Juventud de Honduras

 

PRONUNCIAMIENTO PÚBLICO
 Ante la creciente ola de criminalidad en contra de la Niñez y Juventud de Honduras

 

La Coordinadora de Instituciones Privadas Pro las Niñas, Niños, Adolescentes, Jóvenes y sus Derechos, COIPRODEN, preocupada por la creciente ola de criminalidad en contra de la Niñez y Juventud de Honduras, a la opinión pública Nacional e Internacional, hace saber lo siguiente:

PRIMERO: Es indiscutible el proceso de agudización y de profundización del fenómeno de violencia generalizada que vive el país.

SEGUNDO: Que el fenómeno tiene expresiones grotescas e infames como los asesinatos de niños y jóvenes, individualmente considerados o en grupos, en las principales ciudades y a lo largo y ancho de todo el territorio nacional.

TERCERO: Es cada vez más recurrente la denuncia pública contra la participación de la policía nacional, en estos hechos criminales, como en el reciente asesinato en contra del joven Santos Alberto Domínguez Benítez (24 años) campesino y Líder Indígena de la Comunidad Lenca de San Bartolo, Intibucá y otros inocentes niños y jóvenes que como él han sido vilmente asesinados.

CUARTO: Que es preocupante los niveles de impunidad sostenida con que actúan en nuestro país los grupos violentos, ejecutores de recientes masacres de niñas niños y jóvenes, sin que hasta la fecha las autoridades responsables de brindar seguridad, y las de garantizar la persecución penal contra los criminales, hayan cumplido con la ley, investigando y castigando a los perpetradores de estos horrendos hechos y resarciendo a la familia en los daños y perjuicios ocasionados.

En virtud de lo antes expuesto:

CONDENAMOS que los frecuentes hechos violentos acaecidos en el país, sobre manera, aquellos en los que son víctimas las niñas, niños y los jóvenes.

EXIGIMOS que las autoridades de gobierno y del sistema de justicia nacional, honren el juramento que brindaron al asumir sus cargos relacionados con la obligación de cumplir y hacer que se cumpla la Constitución de la República y normativa nacional e internacional vigentes en nuestro país, aplicando todo el peso de estas, a los criminales que hoy aterrorizan al pueblo hondureño, especialmente si son agentes de la autoridad cuya naturaleza de su cargo les obliga a proveer la seguridad ciudadana y no a contravenir su cometido.

ADVERTIMOS que nos mantenemos atentos en el monitoreo de la seguridad ciudadana, luchando por garantizar el derecho a la vida y todos los otros de la niñez y juventud.

LLAMAMOS CON VEHEMENCIA a todas las personas y organizaciones comprometidas con la niñez y juventud de Honduras, nacionales e internacionales, a crear el espacio y las condiciones que permitan encontrarnos, y enfrentar juntos con decisión sostenida el fenómeno de la impunidad, fuente nutricia de la indiscriminada violencia que cada vez y con mayor énfasis sufren en el país, las niñas, niños y jóvenes.

Porque la persona humana es el fin supremo de la sociedad y del Estado, todos tenemos la obligación de respetarla y protegerla. La dignidad del ser humano es inviolable, porque el derecho ala vida también lo es. Porque el Estado tiene la obligación de proteger a la infancia, porque todo niño debe en cualquier circunstancia, figurar entre los primeros que reciban auxilio, protección y socorro, y; Porque en Honduras prevalezca “EL INTERES SUPERIOR DEL NIÑO consagrado en la Convención sobre los Derechos del Niño de la ONU de 1989.

Miembros Junta Directiva de la COIPRODEN

José Manuel Capellin – Presidente
Wilmer Marel Vásquez – Director Ejecutivo

Contacto: coiproden@yahoo.com