Articles in "Todo(s)"

El presente artículo tiene por objeto destacar el valioso aporte que las políticas públicas, con enfoque de derechos, pueden brindar en la lucha contra la pobreza y la desnutrición infantil. Garantizar, mediante políticas públicas eficaces, una seguridad alimentaria y nutricional adecuada, equitativa y sostenible, para toda la niñez, es la llave para abrir la puerta hacia el círculo virtuoso del desarrollo humano social, económico y político. Así mismo, es imperativo promover y reforzar el desarrollo de políticas antipobreza que se vinculen con los derechos humanos. En consecuencia, observaremos como el enfoque de derechos humanos es una poderosa estrategia para subrayar la obligación legal y la naturaleza multidimensional de la pobreza y de la desnutrición infantil.

Aún cuando el Estado mexicano ratificó la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) hace más de 20 años, todavía niñas, niños y adolescentes están lejos de vivir sus derechos plenamente. En Oaxaca, desde hace años, Organizaciones de la Sociedad Civil (OSC) han promovido la creación de una ley que garantice el cumplimiento de los derechos de este sector de la sociedad. Bajo el contexto del movimiento social del 2006, se promulgó la Ley de Protección de Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, sin embargo su decreto obedeció al interés del gobierno local por proyectar una sensación de estabilidad en el estado, más que por un verdadero interés en el tema de los derechos de la niñez y adolescencia. En diciembre del 2012 el Foro Oaxaqueño de la Niñez (FONI) presentó una iniciativa para reformar la ley vigente y agregar otros apartados con base en las recomendaciones del Comité de los Derechos del Niño al Estado mexicano y considerando también el contexto local.

La Fundación de Agentes Aduanales para la Asistencia Infantil A.C., (FAAPAI), es una asociación civil de segundo piso fundada en 2004 con el propósito de ayudar a los niños y niñas que sufren de desigualdad social, reconociendo que la niñez mexicana requiere de óptimas condiciones educativas y sanitarias para alcanzar mejores niveles de vida. Por ello su labor está enfocada en los rubros de educación y salud. A lo largo de su historia la FAAPAI ha asumido procesos de cambio (determinantes para su fortalecimiento) que la han llevado a constituirse como una fundación transparente, dedicada, guiada por sus objetivos, enfocada a trabajar con todas las Asociaciones de Agentes Aduanales de la República Mexicana, comprometida con la niñez, a quien apoya a que continúe con sus estudios para alcanzar un futuro lleno de oportunidades.

La Fundación Querubines es una Organización No Gubernamental (ONG) que nace en el 2005 como fruto de las experiencias de sus fundadores, Carlos González y Sonia Ferioli, como “familia sustituta”. El contacto con la niñez vulnerada en sus derechos les llevó a crear un hogar para niños de 0 a 5 años, víctimas de maltrato, violencia y/o abandono. En el hogar, y hasta el 2010, fueron contenidos 90 niños y niñas quienes, una vez resuelta su situación legal, regresaron con sus familias de origen o con una familia adoptiva. A finales del 2010, como consecuencia de la aplicación de la Ley Nacional Nº 26.061, de Protección Integral de Derechos de Niñas, Niños y Adolescentes, que prevé un sistema alternativo a la institucionalización, Fundación Querubines abandona la figura de hogar. A partir de esta coyuntura, decide continuar con su labor y diversificar su trabajo en distintos programas, con base en una nueva misión, visión y objetivos.

El juego es una actividad propia de la niñez, que aporta grandes beneficios. Con el reconocimiento del derecho al juego, las instituciones gubernamentales lo han integrado a las actividades escolares con fines de aprendizaje. Sin embargo, el tiempo destinado al juego libre de niños con pares se ha reducido y sustituido por otras actividades académicas. Pareciera que la sociedad ha devaluado este derecho, considerándole como una pérdida de tiempo. En este artículo, se hará una revisión teórica sobre el juego, los tipos de juego, la forma en que se ha aplicado en diferentes sectores y los beneficios que aporta el juego libre y con pares en las áreas: cognitiva, física, social y emocional de los niños y niñas.

Este artículo tiene como objetivo analizar el derecho al juego en la legislación de las entidades federativas de la República mexicana. La Convención sobre los Derechos del Niño (CDN) regula este derecho en el artículo 31, así establece que el derecho al juego es un vehículo para el desarrollo de niñas, niños y adolescentes en el presente y para su futuro; instaura que para su ejercicio los Estados Partes deben tomar en cuenta la edad, preferencias y capacidades de la niñez, así como generar los medios y formas de acceso. El presente estudio contrasta la regulación del derecho de fuente interna con el contenido del derecho al juego en el derecho internacional de los derechos humanos. De esta manera se puede analizar si el derecho al juego se encuentra armonizado y, por ende, si incorpora la visión de la CDN –que considera a niños, niñas y adolescentes como sujetos de derecho–.

El objetivo del texto es argumentar sobre el derecho al juego y la importancia de su adecuada comprensión y protección jurídica, así como mostrar el juego como ejercicio y, al mismo tiempo, aprendizaje político. Para ello se explica, en primer término, qué es el juego y cómo evoluciona en las distintas etapas del desarrollo infantil. A continuación se expone una analogía entre las etapas del desarrollo infantil y los modelos de política que han regido nuestras sociedades. Así se acaba identificando la contradicción entre el modelo dominante de práctica política que los niños y niñas asimilan y el ejercicio del derecho al juego a través del cual integran ese modelo. Finalmente, se argumenta sobre la importancia de una adecuada garantía jurídica y se sugieren algunas vías que pueden incrementar la calidad tanto del ejercicio del derecho al juego como de la vida en democracia.

El presente artículo busca reflexionar sobre la importancia del derecho al juego en la vida de los niños, niñas y adolescentes, además de exponer la trascendencia de los espacios de juego, los cuales deben ser lugares serios y profesionales, guiados por expertos capacitados como ludotecarios. Asimismo se pretende mostrar, a grosso modo, la relevancia de las ludotecas a nivel mundial y hacer un recuento de lo que ocurre en México respecto a la defensa del derecho al juego en los diferentes espacios de juego. Por último, se hace referencia de la magnitud que posee el Día Internacional del Juego, no sólo como un festejo sino como una filosofía de vida.

Jugar es un impulso humano natural y universal. Los niños y las niñas dejan de jugar por razones como el abuso, los traumatismos, la violencia, entre otras razones. Las personas adultas debemos permitir que la niñez ejerza este derecho pues contribuye a su aprendizaje y desarrollo, también debemos ayudar a visibilizar el derecho al juego y a contribuir a que éste no sea olvidado ni violentado. En este artículo compartimos la experiencia de niñas, niños y adolescentes que viven y trabajan en la zona cafetalera del norte de Nicaragua y que jugaron un papel importante en la construcción de la Observación General al artículo 31 emitida este año por el Comité de los Derechos de la Niñez de las Naciones Unidas.

Ante la preocupación por la poca importancia que la mayoría de los países le han dado al derecho de los niños y niñas al juego, enunciado en el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño, la Asociación Internacional para el Derecho de los Niños y Niñas a Jugar (IPA por sus siglas en inglés) propuso la consulta que se llevó a cabo en 2010 en ocho países del mundo, incluyendo México. El resultado y el trabajo de incidencia realizado por IPA, dieron lugar a la decisión del Comité de los Derechos del Niño de la ONU de realizar una Observación General sobre el artículo 31. En este trabajo se presentan los resultados de las consultas que se desarrollaron en varias ciudades de México, con adultos y con niñas y niños, acerca de las transgresiones que impiden el derecho de la niñez al juego en diferentes contextos.

En el 2008 la Asociación Internacional del Juego: Promoviendo el derecho del niño y de la niña a jugar (IPA) formó una alianza con diversas organizaciones internacionales para proponer que el Comité de los Derechos de la Niñez de las Naciones Unidas organizara un día de discusión y elaborara una Observación General sobre el artículo 31, con el fin de explicar su significado y la ampliación de la responsabilidad de los Estados Parte de la Convención sobre los Derechos del Niño en cuanto a su cumplimiento. A continuación se presenta un resumen de la Observación General, la cual fue aprobada en febrero del 2013, que tomó como base la Consulta Mundial sobre el Derecho de Niñas y Niños a Jugar realizada por IPA y sus aliados en ocho países del mundo.

Este artículo presenta los resultados de una investigación realizada en 30 centros de educación primaria de Cataluña. El objetivo de la indagación fue reflexionar sobre el concepto y praxis que en las escuelas tienen sobre los usos, espacios, actividades y tiempos de los patios escolares, así mismo promover el debate sobre la adecuación de estos espacios para que cumplan con su función educativa. La investigación también contempló la revisión de experiencias realizadas por universidades e instituciones, entrevistas y visitas a proyectos de carácter nacional e internacional, los resultados fueron discutidos por un panel de expertos y en un seminario abierto a personal técnico y científico del ámbito socioeducativo de Cataluña.

El juego es uno de los mejores aliados del pensamiento propio, crítico, creativo, incluyente, arriesgado y prospectivo y, por lo mismo, del desarrollo mental, afectivo, social, científico, ciudadano y humano. Sin embargo, hay una tendencia general a considerarlo cosa de niñas y niños y a hablar de él sin conocer a fondo sus bondades. Para defender al juego necesitamos conocerlo mejor y descubrir que es cosa alegre y seria y, sobre todo, que es un derecho que nos incumbe a todas y a todos, sin importar la edad.

Este trabajo presenta la semblanza de la profesora Elvia de la Caridad Socarrás Riumbao quien, durante 36 años de su vida, dedicó su labor profesional a garantizar el derecho a la educación de dos generaciones de niños y niñas cubanas. “Elvia, la maestra”, como todos cariñosamente la recuerdan, constituye un ejemplo a seguir por las nuevas generaciones de profesores en cualquier parte del mundo. Su trabajo de instruir y educar es significativo en el contexto actual, donde la UNESCO busca una “educación para todos”, consciente de que la educación es un derecho que enriquece la libertad individual y produce grandes beneficios, en términos de desarrollo, para todos los seres humanos.

Mi vida cambió un 20 de octubre cuando un amigo me invitó a un parque de la ciudad de México, todo parecía indicar que sería un día común. Estando ahí se acercó un hombre que nos alertó sobre una pandilla, “amablemente” nos indicó el camino a seguir para no correr peligro. Después de andar un rato con él, abrió su mochila, sacó una pistola y un machete y dijo que él dirigía la banda. Nos quitó nuestras cosas y me ordenó atar a mi amigo a un árbol pero a mí no me amarró, lo que me hizo pensar que este episodio estaba muy lejos de terminar…

En el 2008 Ayúdate a Dar A.C., realizó una investigación con 18 niñas y niños residentes en cuatro instituciones que fueron remodeladas a través de su programa de infraestructura. El objetivo fue conocer el impacto que tiene el entorno sociofísico en la niñez con antecedentes de vida en calle. La indagación se centró en la visión de la psicología ambiental y del territorio, la visión integral de lo corporal y la subjetividad. Se evidencia que su permanencia en las instituciones depende del ambiente y las relaciones entre los residentes y educadores y de su interacción con el ambiente físico, donde el diálogo tiene un efecto estructurante. Las y los niños adoptan un lugar favorito e identifican necesidades y peligros potenciales, no obstante, asumen como natural el hecho de no ser tomados en cuenta para hacer cambios en los espacios. La remodelación de espacios es un asunto que les afecta, por lo que debería fortalecerse su participación en este proceso.

Este artículo analiza la evolución de algunas organizaciones de niños, niñas y adolescentes trabajadores en Argentina desde un paradigma movimientista. La lucha en contra de la pobreza y por el trabajo en condiciones dignas se manifiesta en un vasto repertorio de acciones, praxis, denuncias y alternativas que están construyendo nuevos movimientos sociales en el Cono Sur, en alianza con otros sujetos históricamente excluidos. Pensar el trabajo de niños, niñas y adolescentes como una herramienta para el autosostenimiento y la integración en condiciones de desigualdad nos obliga a reinterpretar las conceptualizaciones que se utilizan para describir las prácticas donde niñez y adolescentes se vinculan con el mundo del trabajo.

En este artículo se exponen diversos planteamientos derivados de la reflexión sobre los recientes movimientos sociales surgidos en España, en los cuales la juventud ha tenido un papel protagónico. Se trata de deslegitimar la idea planteada desde un enfoque destructivo sobre la juventud. Concretamente nos referimos a debatir el hecho de que la juventud se construya socialmente como “pasota”, hedonista, conformista, con una visión desvinculada de la política y poco asociativa. Planteando que la juventud sigue activa en sus reivindicaciones, pero que ha optado por cambiar las vías tradicionales por otras menos institucionalizadas y más horizontales.

Para que el empoderamiento con perspectiva de género sea sustentable en la vida de las y los jóvenes se deben dar tres cambios simultáneos en tres aspectos de sus vidas: su “yo interior”, sus relaciones y sus estructuras organizativas. Esto implica la participación del Estado, la comunidad y la familia. La experiencia adquirida al respecto a través del funcionamiento exitoso de La Casa de la Juventud, una iniciativa del Gobierno Autónomo Municipal de Cochabamba, en Bolivia, es un caso que demuestra que cuando se involucran gobiernos, sociedad civil y recursos privados todos se benefician. Los logros de esta iniciativa fueron más allá de sólo educar o brindar un espacio de esparcimiento para la juventud, también se generaron condiciones para aceptar las identidades de género –sin discriminación– reduciendo situaciones características de una juventud sin orientación como los embarazos en adolescentes y la escasa formación laboral.

Este artículo presenta parte de un plan educativo que a lo largo de cuatro años se desarrolló en la comunidad de Lamin, en Gambia, ubicada en el África Occidental. Un proyecto colectivo orientado a mejorar la educación infantil con base en el arte y la creatividad, donde la fotografía fue la herramienta que abrió las puertas a diálogos orales y visuales con el objetivo de que la niñez de 3 a 7 años, descubriera –por sí misma– nuevas formas de ver su mundo, de recrear la memoria cotidiana y el entorno familiar y barrial. El proyecto contempla dos componentes teórico-metodológicos (ejes entrelazados): la investigación entre voces, que sugiere métodos de investigación horizontales basados en la antropología y la auto etnografía visual, y la investigación educativa basada en las artes visuales y la fotografía como herramienta de los lenguajes artísticos y de comunicación.

A lo largo de dos años, el Centro Mexicano para la Filantropía A.C. (Cemefi), ha venido trabajando los temas de fortalecimiento y vinculación interinstitucional con un grupo de Organizaciones de Sociedad Civil (OSC) a través de la creación de redes temáticas. El presente artículo muestra la forma en que 125 OSC, divididas en seis ejes, han logrado interactuar entre si y delimitar acciones estratégicas a favor de las causas que abanderan. Su crecimiento como grupo, la forma en cómo toman las decisiones, el pasar de lo individual a lo colectivo, sin importar las agendas personales, ha sido todo un reto, sin embargo cada OSC ha apostado por un cambio de paradigma dirigido al fortalecimiento de una sociedad civil más organizada, profesional, corresponsable y abierta al diálogo.

La cultura ha influido para que desde los primeros años de vida las niñas sufran de marginación por no desarrollar los mismos juegos que los niños, impidiendo con esto un desarrollo emocional armonioso. Para crecer en igualdad y equidad es preponderante que a las niñas se les incluya en los juegos que socialmente son desarrollados por los niños, sin establecer distinción de género. En este sentido, este artículo realiza una reflexión sobre la importancia que tienen los juegos en la primera infancia destacando que esta etapa del desarrollo humano es crucial para la conformación de la identidad, un desarrollo emocional óptimo y el empoderamiento de las mujeres.

 

Como en mi taller “Ranchoaparte” había muchos y buenos muros exteriores, más de una vez planifiqué y conduje en él breves talleres de pintura mural para niños y niñas. Con la llegada de la primavera y sus primeros días de ple­no sol, junto con el grupo ya habíamos generado el boceto para el trozo de pared, que antes habíamos escogido, y entonces se daba la fiesta del mural: recrear, trazar, pintar en grupo, a veces con amigos e invitados, fueron de los momentos más me­morables de los tantos que tuvo aquel taller.

 

Este año se estrena el cortometraje “Un Mundo de Ciegos”, escrito y dirigido por el realizador español Octavio Faílde, una pieza que denuncia el abuso sexual infantil, con la intención de concientizar a la sociedad sobre una problemática que parece olvidada, pero que sucede a diario. Enfrentarse a un tema como el abuso sexual infantil no resulta tarea fácil; per­petrar un atentado contra la dignidad humana, en este caso contra una niña o niño indefenso, es una injusticia que no puede ser obviada en ninguna sociedad, es por ello que la pieza toca algunos aspectos claves del abuso sexual infantil como el hecho de que los pederastas suelen ser personas cercanas a los niños (familiares, profesores, médicos, etc.), así como la resignación de muchos de niñas y niños que no saben cómo defenderse ni a dónde acudir.