Articles in "número 3"

El presente texto es un compendio de cinco testimonios de jóvenes que viven en calles de la Colonia Morelos, en la Delegación Venustiano Carranza de la Ciudad de México. El propósito de presentar estos testimonios es dar a conocer, de viva voz de los jóvenes que viven en calle, sus experiencias relacionadas con dicha condición. ¿Cómo es que sale un chico o chica a la calle? ¿Dónde vivían y con quién vivían antes de salir a la calle? ¿Qué problemas padecían y qué detonó su salida a la calle? ¿Cómo es su proceso de arraigo a la calle? ¿Cuáles son sus sueños, anhelos y deseos a futuro? ¿Qué hacen para cambiar su situación?

Las niñas, niños y adolescentes son las principales víctimas de la violencia. En la forma extrema de violencia encontramos que se reportan más de 12 homicidios a diario en El Salvador, de los cuales, en promedio, dos niñas o niños son víctimas que mueren diariamente. Pero la niñez, la adolescencia y la juventud se ven afectada por otras formas de violencia como: la violencia intrafamiliar, que transcurre en el hogar y que es producto de una cultura del castigo y adultocentrista; por abusos sexuales de adultos o de otros jóvenes...

La violencia familiar comienza a percibirse como un asunto de orden público desde más o menos mediados del siglo pasado, cuando, después de la Declaración sobre Derechos Humanos, la igualdad y la libertad se convirtieron en valores que perseguir y defender. Antes de esto y por mucho tiempo el problema de la violencia familiar se circunscribió al ámbito de lo privado, legitimado por valores y estereotipos que afirmaban el dominio de los hombres sobre las mujeres y de los adultos sobre los infantes.

La historia de los Derechos Humanos ha sido trágicamente llevada a las peores formas de discriminación, asedio y exterminación masiva, explotación y esclavitud, comercio y muerte. El panorama oscuro de la desolación y el miedo ha menospreciado la vida de hombres y mujeres, de mayorías y minorías sociales y políticas. Las mujeres, niños, niñas, adolescentes, jóvenes y ancianos se convirtieron en las principales víctimas de grupos y movimientos organizados dedicados al lucro, la explotación y el comercio por encima de la ley.

La explotación y el abuso sexual infantil - juvenil son prácticas intolerables; las condiciones peculiares del ser niño o adolescente han sido castigadas por la violencia y la omisión. La violencia sexual excede el límite de la tolerancia. Este es un tema que va más allá de la violencia física y agrede la esencia del alma humana y no respeta la especificidad de la infancia y de la adolescencia, que avanza a pasos agigantados en la destrucción de la identidad del ser niña o niño.

Parte de la información presentada en este documento se basa en el diagnóstico Explotación Sexual Comercial de Niñas, Niños y Adolescentes. Una Aproximación Nacional sobre las acciones tomadas en México en materia de explotación sexual comercial de niños, niñas y adolescentes realizados entre el 2008 y el 2009 por ECPAT México en colaboración con ECPAT International. Para esto, se realizaron mesas de trabajo en cuatro regiones del país con la participación de...

El presente artículo explora las características de los jóvenes ofensores sexuales, y el desarrollo de su historia de vida a mediano y largo plazo. Identificándose que, si bien un grupo significativo de adultos agresores sexuales refieren el inicio temprano de sus prácticas abusivas, específicamente en la adolescencia, hay pocos antecedentes que refieran que los adolescentes que ofenden sexualmente a niños, niñas y/o pares desarrollen a largo plazo carreras delictivas que incorporen prácticas de Explotación Sexual Comercial infantil.

En la República Mexicana el balance sobre la trata de personas se reduce a lo siguiente: ausencia de impacto de las políticas públicas, confusión conceptual, desarrollo incipiente de la investigación, desconocimiento de patrones de demanda, insuficiente respaldo ciudadano, interés centrado en lo jurídico, limitado avance en perfiles criminales y victimales, rezago en los diseños normativos, turismo sexual no reconocido y uso irresponsable de cifras.

La mercantilización de la sexualidad mediante el pago en dinero o especies a cambio del acceso sexual a mujeres y varones de diferentes edades es una práctica tan antigua como la humanidad misma. Las transformaciones de la sociedad y la cultura, el encuentro de las grandes tendencias globales con las realidades locales, las nuevas tecnologías de transporte y comunicación han configurado nuevos ámbitos y escenarios donde esta mercantilización de cuerpos, con destino a la satisfacción de los impulsos sexuales de quienes pagan por ellos, adquiere modalidades novedosas que sorprenden al observador incrédulo...

La Explotación Sexual Comercial de Niños, Niñas y Adolescentes (ESCNNA), es un antiguo problema que apenas hace un par de décadas ha atraído la atención de diversos actores, organismos e instituciones interesados en garantizar los derechos de niños, niñas y adolescentes en el mundo. La ESCNNA, consiste en prácticas delictivas en las que un niño, niña o adolescente es utilizado y forzado en actos sexuales con adultos, a cambio de algún tipo de remuneración o ganancia para un tercero(s) que lo explota.

Celeste Houdin

 et al.

La propuesta de este artículo es analizar el problema de la explotación sexual, la trata interna y la utilización de niñas, niños y adolescentes en pornografía dentro del Paraguay, mediante un acercamiento a la realidad vivida por este sector de la población. El Paraguay es un país con una población de poco más de 6 millones de habitantes, el 46% tiene menos de 18 años de edad, el 25% representa a la franja etárea, cuatro de cada 10 personas tienen menos de 15 años. Lo que significa que el país cuenta con una población eminentemente joven.

Rostros y cuerpos que aún reflejan un dejo de inocencia se observan en las calles de las ciudades donde tradicionalmente se ejerce el trabajo sexual. A diferencia de aquellas miradas infantiles plenas de regocijo y sin preocupación características de la infancia, estos niños y niñas han sido testigos de un sinfín de crueldades. La mayoría de estos seres de corta edad son ajenos a los sitios en los que se les observa deambular. Sus hogares se encuentran a decenas de kilómetros del lugar.

No hay peor forma de explotación en la tierra que la explotación sexual, más aún si este tipo de tortura tiene como víctima a menores de edad, incluso bebés recién nacidos. Aunque duela creerlo e incluso reconocerlo como cierto, en el planeta existen formas extremadamente inhumanas de abusar de menores de edad, y una de esas formas, sin duda alguna, es el abuso sexual. Este abuso suele darse por parte de adultos que no sólo buscan satisfacción sexual, sino que además requieren que esta satisfacción venga acompañada de...

Cuando deje de caer, Sandra se habrá fracturado la pelvis y la cadera. También habrá perdido al bebé que desde hace ocho semanas crecía en su vientre, sin que ella lo supiera. Pasará tres meses en cama, adolorida, sin poder dormir, sin querer comer, triste y enojada con ella misma y con la vida, luego de una dura operación obstinada en no cicatrizar. Podrá salir del hospital en una silla de ruedas y, semanas después, tendrá que usar muletas con la esperanza de poder dejarlas pronto.

El conflicto interno armado colombiano completa seis décadas en cuyo transcurso las condiciones, los actores, los métodos, los intereses en pugna se han metamorfoseado de manera drástica sin que se visualice una salida viable al mismo mientras por el contrario tiende a negarse su existencia o su relación con otras dimensiones del conflicto social. Entre sus innumerables víctimas se cuentan miles de niños, niñas y adolescentes reclutados forzosamente, asesinados con sus familias, desplazados, mutilados por minas anti personales...

Como ocurre en muchos otros países, la explotación sexual con fines comerciales de niños en México no es un fenómeno nuevo; sin embargo, la mayor parte del tiempo ha pasado inadvertido y apenas hace unos cuantos años - principalmente a raíz del Congreso Mundial de 1996 y de la visita al país de la Relatora de Naciones Unidas sobre el tema en 1997-, que ha comenzado a prestársele cierta atención (Calcetas - Santos, 1998; ECPAT, 2000).

La Convención sobre los Derechos del Niño fue aprobada como tratado internacional de Derechos Humanos el 20 de noviembre de 19892. En el artículo 24 de esta convención se menciona que “Los Estados miembros reconocen el derecho del niño al disfrute del más alto nivel posible de salud y de servicios para el tratamiento de las enfermedades y la rehabilitación de la misma (salud)”.

Se presentan los resultados y análisis de carácter social, de cuarenta niños/as en condición de calle que se encontraban sobreviviendo en las cercanías de una central camionera y en una casa de asistencia social en México. Contiene las experiencias que permiten saber sobre su subjetividad e identidad en construcción. Desde una metodología cualitativa se rescatan las dimensiones objetivas y subjetivas, que permiten estructurar un carácter social a los niños/as en cuestión.

El mundo ha cambiado a lo largo del tiempo. Así mismo, las visiones y realidades también han tenido que modificarse dependiendo de las necesidades de cada época. Existen sectores de la población que constantemente se encuentran en la mira de las naciones, gobiernos y/o sociedades y a los que se dirigen diversas estrategias de “apoyo” por diferente motivos (políticos, económicos, represivos, de protección, entre otros).

Que eso no se dice, que eso no se hace, que eso no se toca (Serrat), es lo que cotidianamente retumbaba en los oídos de la población infantil en general hasta hace pocos años. El silencio y el orden se privilegiaban en este modelo pedagógico amplio, que se materializaba en tramas de una historia común en los hogares, en las escuelas, en los recintos religiosos, en los medios de difusión. No era extraño entonces que los padres aceptaran la rigidez del aparato escolar...

La violencia es una acción humana que cada día va inundando todos los espacios; en los hogares, las escuelas, los centros deportivos y recreativos se observa cotidianamente, amenazas, arbitrariedades, injusticias, agresiones verbales, físicas, extorsiones, privación de la libertad, en fin, la violación sistemática de los Derechos Humanos es parte del paisaje nacional.

Este trabajo se plantea como objetivo describir y explicar los cambios en el concepto de anormalidad, en el contexto mexicano, aplicado a las personas que hoy son consideradas con Necesidades Educativas Especiales, haciendo énfasis en la niñez. El periodo de estudio comprende desde los últimos años del Virreinato Novohispano hasta la consolidación del Estado Moderno Mexicano (1774 - 1936). El concepto de anormalidad, aunque tiene su origen a principios del siglo XVIII, se modificó sustancialmente, tanto en el aspecto teórico como práctico desde el final del Virreinato hasta las tres primeras décadas del siglo XX.

La perspectiva de género es una herramienta útil para que la mirada de quienes trabajan en los medios de comunicación englobe a mujeres y hombres en éstos, sin ningún tipo de exclusión. Esta herramienta aplicada a la infancia nos lleva a generar información que visibilice la condición social de niñas y niños -- tomando en cuenta que históricamente ambos han tenido oportunidades distintas de desarrollo -- en donde las primeras han vivido en desventaja, por ejemplo en el acceso a la educación y a la salud.

El presente ensayo hace una seria observación sobre la escasa atención a casos relacionados a la Explotación Sexual Comercial (ESC) de niños y varones adolescentes en América Latina. Si bien existe un esfuerzo gubernamental y no gubernamental por mantener el tema en agenda, así reflejado en las líneas de investigación y de inversión social en diferentes países, la particularidad del tema por razón de género ha tenido un abordaje pobre. En otras palabras, el financiamiento en las áreas de prevención, promoción y atención debe también incluir a la población masculina.