Rescatando el juego del olvido

Si bien los adultos tenemos la responsabilidad de velar por el cumplimiento de todos los derechos de la niñez y la adolescencia, también es cierto que solemos poner algunos derechos por encima de otros, un ejemplo de ello es el derecho al juego, del cual desconocemos la trascendencia que tiene en nuestro desarrollo y en el de los niños, niñas y adolescentes. Para la niñez el derecho al juego es vital, tal y como se estipula en el artículo 31 de la Convención sobre los Derechos del Niño (CDN). A pesar de que el Estado mexicano ratificó la CDN en 1999, los niños, niñas y adolescentes aún enfrentan barreras muy significativas para poder disfrutar plenamente de este derecho.

AdjuntoTamaño
Mónica Juárez Soria.pdf171.36 KB