Políticas de prevención y atención de la violencia familiar: un saldo pendiente con la infancia

La violencia familiar comienza a percibirse como un asunto de orden público desde más o menos mediados del siglo pasado, cuando, después de la Declaración sobre Derechos Humanos, la igualdad y la libertad se convirtieron en valores que perseguir y defender. Antes de esto y por mucho tiempo el problema de la violencia familiar se circunscribió al ámbito de lo privado, legitimado por valores y estereotipos que afirmaban el dominio de los hombres sobre las mujeres y de los adultos sobre los infantes.

AdjuntoTamaño
Art. Elsa Herrera Bautista.pdf157.85 KB