Participación de niñas y niños: rostro honesto y humano de la política

En México, la CDN ha derivado en una suerte de compromiso incómodo para las autoridades obligadas, por fuerza o por grado, a cumplirla y hacerla cumplir. ¿Cómo garantizar el involucramiento de niñas y niños en una sociedad estructurada para perpetuar el dominio de adultos/hombres/instituciones de forma preponderante? El principal reto para la sociedad civil es la construcción de una institucionalidad de espacios y mecanismos jurídicos, políticos, sociales, culturales, materiales y de infraestructura, para garantizar que niñas y niños tengan la posibilidad de expresarse. Las consultas, parlamentos infantiles, foros, encuentros, posibilitan poner atención al respecto, pero hasta el momento no se han traducido en la incorporación permanente de su voz y expresión diversa.
AdjuntoTamaño
Jorge Valencia Bautista.pdf1.12 MB