Los alcances de la participación de niños, niñas y adolescentes

Uno de los grandes retos de nuestro trabajo institucional, en la defensa de los derechos humanos de los niños, niñas y adolescentes (NNA), es poder ga­rantizar y promover espacios de participación real y efectiva para la niñez y la adolescencia, sin caer en procesos adultistas –utilizándoles como instrumentos para mostrar nuestro trabajo–. Las capacidades y condiciones que se crean para el ejercicio de la participación sin discriminación alguna, están vinculadas a la con­strucción de sociedades democráticas participativas. La falta de reconocimiento de esta población como sujetos de derechos y la prevalencia de las relaciones de poder, limitan el disfrute de la participación como principio, derecho y proceso.

AdjuntoTamaño
225-231.pdf1.32 MB