Las brujas se comen a los niños

Todos recordamos en los cuentos a las brujas antropopedófagas (nuevo término o licencia literaria tipo C) que basaban su pirámide alimenticia en niños; los engordaban en una jaula para que cierto día los pudieran cocinar envueltos en pan. No sé exactamente por qué les gustaba tanto comerse a los chiquillos, pero vaya que eso las hacía más tenebrosas, pues sabemos muy bien que una bruja vegetariana no asusta a nadie.

AdjuntoTamaño
Art. Luis Ignacio Aguiñaga Delgado.pdf168.76 KB