La Eterna Noche de las Doce Lunas: a propósito de sus aportes a la antropología de la infancia en Colombia

A lo largo de la historia colombiana los niños, niñas y adolescentes (NNA) fueron aplazados de las exploraciones antropológicas y esquivados de las historias cinematográficas; son escasos los títulos de la antropología de la infancia en el país. La infancia en el cine, regida por los paradigmas realistas, a excepción de La vendedora de rosas de Víctor Gaviria, es igual de escasa; el panorama se agrava si pensamos en la niñez indígena. Ningún título de resonancia masiva la retoma más allá de segundos planos, como los acaecidos en el documental Planas: testimonio de un etnocidio, realizado por la antropóloga Marta Rodríguez en 1971; o el documental sobre NNA trabajadores Pequeñas historias, del realizador Jorge Mario Álvarez, que incluye un capítulo de los NNA indígenas Nasa y su interacción con el trabajo. Este año ese menoscabo terminó con la aparición del documental La eterna noche de las doce lunas de la cineasta Priscila Padilla. Un texto visual que se perfila como un referente de la antropología de la infancia en el país.

AdjuntoTamaño
19.pdf1.12 MB