Formación ciudadana y participación adolescente. Una reflexión desde la escuela secundaria

Los niños y adolescentes actúan en diversos ámbitos sociales: la familia, la escuela, la comunidad, incluso los laborales. Sin embargo, son vistos como ciudadanos pasivos por un mundo adulto que desconfía de su participación; como ciudadanos incompletos a los que parte de sus derechos son negados o, al menos resguardados hasta que adquieran la capacidad para hacer uso responsable de ellos. La formación de ciudadanos autónomos y reflexivos, defensores de sus derechos y de los demás, que la educación secundaria pretende, demanda entre otros aspectos, considerar los intereses, las problemáticas y perspectivas de los adolescentes en las estrategias pedagógicas que se ponen en marcha y la construcción de ambientes escolares democráticos que se produzcan a partir de una participación activa de los jóvenes como sujetos éticos, sociales y políticos, es decir, a partir de su participación como ciudadanos.

AdjuntoTamaño
24.pdf1.07 MB