El juego es cosa alegre y seria

Nuestra tarea como educadoras y educadores del siglo XXI, dice el pensador Juan Carlos Tedesco, es transparentar ante los estudiantes nuestras maneras de pensar, con la esperanza de que les sirvan en la construcción de sus propias rutas de pensamiento. Lejos de presentarnos como “sabihondos” y conocedores tenemos que aparecer ante ellos como seres pensantes, con raíces, principios, prioridades, dudas, hipótesis, crisis, disyuntivas y aspiraciones. En nuestros días, los datos ya están expuestos en alguna nube del ciberespacio para ser tomados por quien los necesite, pero falta contrastarlos, relacionarlos y vincularlos para que se conviertan en conocimiento y esto se logra únicamente a través del pensamiento.

AdjuntoTamaño
Luz María Chapela.pdf134.75 KB