Ágora: una propuesta educativa para fomentar la participación infantil en espacios de educación no formal

En el diccionario, participación significa tomar parte en algo, compartir, construir ideas entre todos y todas; informar y comunicar. Se centra en tres puntos: tomar parte de algo, compartir y recibir. Una de las definiciones más amplia, completa y aceptada por la comunidad internacional es la elaborada por Roger Hart (1993), quien afirma que (...) la participación es la capacidad para expresar decisiones que sean reconocidas por el entorno social y que afectan la vida propia y/o la vida de la comunidad en la que uno vive.

La participación infantil supone colaborar, aportar y cooperar para el progreso común, así como generar en los niños, niñas y jóvenes confianza en sí mismos y un principio de iniciativa. Además, la participación infantil sitúa a los niños y niñas como sujetos de derecho con la capacidad de expresar sus opiniones y decisiones en los asuntos que les competen ya sea en la familia, la escuela o la sociedad en general. 

AdjuntoTamaño
Montserrat Ginés Rufí, et.al_.pdf308.22 KB